CUENCA

Mi recomendación para visitar Cuenca reconozco que quizá es demasiado romántica.

Allí viví nueve meses durante mi estancia con una beca en Bellas Artes, allí crecí como pintora y allí descubrí la magia del color y lo feliz que me hacía ir de calle en calle buscando alguno nuevo.

Cuenca es la ciudad de los rascacielos interminables y fantasiosos. La ciudad de los colores, la ciudad de los contrastes, de los límites.

 

…………

Recomiendo pasear y callejear, perderse por entre las ventanas y la luz que emana de todas ellas. Pasear y disfrutar de la naturaleza que envuelve y caracteriza la ciudad. Las Hozes, el Río, la Serranía, los verdes, los ocres, los rojos y toda su complejidad.

Recomiendo los zarajos, el moreteruelo y obligada visita a la Bodeguilla de Basilio. Recomiendo su Semana Santa, todo un acontecimiento que tiene que vivirse.

Recomiendo su Museo de Arte Abstracto, toda una joya dentro de las Casas Colgadas, donde hay obras de artistas españoles de la generación abstracta de los años 50 y 60.

Recomiendo la obra de Fernando Zóbel y su proceso creativo. Cuenca y sus alrededores es ideal para visitar durante un par o tres días.

Deja un comentario